Ángel Gabilondo: cultura y educación para un mundo justo y libre

No voy a ocultar mi admiración hacia la persona de Ángel Gabilondo desde que lo conocí siendo ministro de Educación del segundo gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En esa etapa, en la que yo era portavoz de educación del Grupo Socialista en el Parlamento de Galicia, pude ver los continuos y denodados esfuerzos de Gabilondo por conseguir un Pacto por la Educación que, si no se convirtió en realidad, fue por la orden taxativa que, desde Génova y a última hora, trasladó el Partido Popular a sus representantes en la mesa de negociación para que no firmaran. Una decisión de la cúpula popular basada únicamente en cálculos electorales y no en los contenidos de un acuerdo que estaba prácticamente cerrado, como bien reconocen, en la intimidad, los actores de aquella afrenta.

Aquella fue una oportunidad perdida, pero también una ocasión para contemplar la altura de un Ministro de Educación que, pese al comportamiento de la derecha política, tuvo la gallardía de incorporar motu proprio gran parte de los acuerdos en las actuaciones llevadas a cabo desde el ministerio, especialmente a a través de los Programas de Cooperación Territorial, ver aquí, de tan grato recuerdo para el sistema educativo de nuestro país. Una inversión, entre las aportaciones del Ministerio de Educación y las de las Comunidades Autónomas, que supuso más de 500 millones de euros en el curso 2010-2011. Desgraciadamente, en el curso siguiente, y con el gobierno de mayoría absoluta presidido por Mariano Rajoy, el ministro Wert se encargaría de aplicar la tijera a estos programas y, lo que es más indecente, los mayores recortes se dieron en los programas para el alumnado con más necesidades educativas, ver aquí.

Veo ahora al candidato Gabilondo a presidir la Comunidad de Madrid, lo escucho con voz apasionada hablar de su programa educativo, y recuerdo un artículo suyo publicado en EL PAÍS en mayo de 2006 titulado “La educación como contagio”, ver aquí.

De ese artículo quiero extraer unas frases que creo retrata a la perfección el pensamiento de Ángel Gabilondo sobre la educación y la cultura:

 La cultura y la educación son verdaderas acciones de lucha por un mundo más justo y más libre.

La educación no es patrimonio de nadie, es un bien público y una sociedad es lo que ésta sea.

 La educación nos saca de lo que ya somos y nos provoca a ser de otra manera.

Y en coherencia con ese pensamiento, un programa electoral que cuenta con el aval de lo realizado por Ángel Gabilondo en favor del sistemas educativo público cuando fue Ministro de Educación. Un programa de gobierno que sin duda procederá a dar un vuelco a la educación pública de la Comunidad de Madrid que, con las políticas de Ayuso tiene el triste honor de ser la comunidad autónoma con mayor segregación escolar por motivos socioculturales, ver aquí.

Aquí dejo una relación con las principales medidas en materia de Educación del Programa Electoral presentado por Ángel Gabilondo para la Comunidad de Madrid. Quien quiera acceder al programa completo puede hacerlo pulsando aquí.

  • Impulsar un Pacto Autonómico por la Educación con el objetivo de incrementar la calidad de la educación madrileña con equidad y basado en una educación pública como garantía de la igualdad de oportunidades.
  • Ante la crisis del COVID-19 se debe garantizar la educación presencial, implementando todos los recursos y apoyos necesarios para que el alumnado pueda continuar sus procesos educativos y formativos, con medidas de prevención, higiene y salud que hagan compatible la situación excepcional que vivimos con el derecho a la educación.
  • Establecer un incremento de la inversión educativa por alumno en la Comunidad de Madrid para acercarla a la media nacional. Se establece el objetivo de incrementar 25.000 nuevas plazas públicas en el sistema educativo madrileño.
  • Poner en marcha un plan de choque de centros educativos dotado con más de 250 millones de euros para la construcción, ampliación y mejora de los mismos, así como asegurar sus accesibilidad, sostenibilidad y conexión a internet de alta velocidad y con un compromiso específico de acabar con la construcción por fases.
  • Procuraremos la universalización de la educación infantil de 0 a 3 años, ampliando el número de plazas ofertadas en una escuela infantil o casa de niños públicas. La meta es que al final de la legislatura sea cubierto al menos el 50% de las plazas demandadas por las familias en el curso 2021/2022.
  • Nuevas plazas para la Formación Profesional, especialmente la dual, que tendrá hasta 10.000 nuevas plazas, creando nuevos grupos, ampliando la oferta vespertina, ampliando la oferta de FP en institutos de enseñanza secundaria que no la ofertan y asegurando una oferta pública en todos los municipios de más de 20.000 habitantes.
  • Impulsar la bajada de los precios públicos universitarios hasta niveles del curso 2011, con el objetivo de lograr progresivamente la gratuidad de la primera matrícula, la equiparación de los precios públicos de máster a los de grado y la exención del pago de la enseñanza superior a víctimas de violencia de género y a sus hijas e hijos.
  • Al final de la legislatura la inversión en I+D+i deberá ser del 2% del presupuesto regional. Incorporaremos 1.000 nuevos investigadores.
Gracias por compartirlo en tus redes:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *