SMI, algo más que una simple subida

La reciente subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) aprobada en el Consejo de Ministros el pasado martes constituye sin duda una excelente noticia. Una subida que permite alcanzar los 1.000 euros mensuales y que cobra un mayor valor si analizamos el histórico de subidas del SMI en los últimos años.

Así, desde el año 2012 al 2018, siete años del gobierno de Mariano Rajoy, el SMI pasaba de los 641 a los 736 euros/mes, un incremento del 14,8%. En contraste, el compromiso y el esfuerzo económico realizado por el actual gobierno, en plena crisis pandémica, ha supuesto tan solo en cuatro años, 2019-2022, un incremento del 35,8%, desde los 736 a los 1.000 euros/mes.

Publicado en el Diario de Pontevedra, 24-febrero-2022

Dicho de otro modo, en siete años el gobierno neoliberal del Partido Popular subió el SMI en 95 euros, un incremento que el actual Gobierno en un plazo de solo cuatro años casi multiplicó por tres, subiendo el SMI en 264 euros. Una diferencia bien estimable.

Pero siendo esta subida un importante hecho objetivo, no lo es menos el haber derribado, negro sobre blanco, un mito fuertemente instalado por la derecha económica. Me refiero a la afirmación de que la subida del SMI provocaría indefectiblemente un incremento significativo del número de personas en paro. La realidad es que el mantenimiento y crecimiento de los niveles de empleo no implican mantener salarios por debajo del umbral de la pobreza. Los datos están ahí para quien quiera verlos y acreditan que la subida del SMI no ha tenido efectos negativos sobre el empleo y, beneficiando a un alto número de personas, mejora la cohesión social.

Según un reciente informe elaborado por CCOO, la subida del SMI a 1.000 euros beneficiará a 1.809.000 personas asalariadas, de los cuales  1.518.000 trabajan a tiempo completo. Pues bien, de estos últimos, el 55% son mujeres, lo cual implica que esta medida servirá también para reducir la brecha digital de género. Los más jóvenes también están entre los más beneficiados por la subida, así como quienes trabajan en el sector agrícola.

Según el estudio citado, más de 2,2 millones de personas se beneficiarán en algún momento del año de la subida del SMI. Si hablamos de Galicia, esta cifra alcanza las 103.540 personas, distribuidas por provincias del siguiente modo: A Coruña, 38.480; Lugo, 17.100; Ourense, 18.580 y Pontevedra, 29.380.

El compromiso del actual Gobierno con respecto al SMI nace de las directrices establecidas por las instituciones europeas que, no teniendo competencias sobre los niveles salariales de los trabajadores, sí ha concretado las siguientes recomendaciones:

  • El artículo 4 de la Carta Social Europea reconoce el derecho de los trabajadores y trabajadoras a una remuneración suficiente que les proporcione a ellos y a sus familias un nivel de vida decoroso.
  • Además, el Comité de Derechos Sociales del Consejo de Europa ha propuesto una definición según la cual un salario decoroso supone, al menos, el 60 % del salario medio neto.

Y de ahí el compromiso del actual Gobierno de alcanzar en esta legislatura el 60% del salario medio que se cobra en España. Un objetivo que figura en el acuerdo suscrito entre el PSOE y Unidas Podemos, y que constituye un importante y necesario instrumento para incrementar el grado de equidad de la sociedad y la justicia social.

Gracias por compartirlo en tus redes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.