Cataluña: que bandera toca enarbolar?

Finalmente tuvieron lugar las elecciones en Cataluña con el resultado que todos conocemos. Unos resultados que no permiten vislumbrar una única fórmula de gobierno sino que, por lo contrario, generan un panorama donde caben distintas formas de acercarse a la conformación de un gobierno estable.

Entiendo que, con los tiempos que corren, sería necesario que las prioridades de la ciudadanía catalana fueran la línea argumental básica que llevara a las distintas fuerzas políticas a tomar sus decisiones, pero parece que tal circunstancia no se va a dar a cuenta de una senda, el “procés”, que semeja fagocitar cualquier otro debate que pudiera darse en la esfera de la política.

Ni siquiera la crisis provocada por la COVID-19 parece capaz de romper ese telón de grelos que pretende ocultar todo aquello que pueda considerarse un estorbo para la causa del “procés”, única bandera que, por parte del independentismo, sea de izquierdas o de derechas, se entiende que puede ondear en las tierras catalanas.

Sin embargo, entiendo que existen más que sobradas razones para que las fuerzas de izquierda y de progreso coloquen como prioridades las verdaderas necesidades de la ciudadanía a la cual representan y que, por otro lado, la crisis actual hace más evidentes.

¿Qué bandera toca entonces, a mi juicio, enarbolar? Sin duda la bandera de la izquierda. La bandera que significa la recuperación del sistema educativo público, el fortalecimiento del sistema sanitario público, robustecer las ayudas a los dependientes, consolidar el ingreso mínimo vital, vigorizar el tejido industrial e impulsar a la creación de empleo. Podríamos seguir, lucha contra la pobreza y la desigualdad, defensa del medio ambiente o, como no, la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones.

Por tanto, se necesitaría impulsar un fuerte programa de izquierdas que es, por otro lado, el sentir de los votantes de Cataluña que auparon con sus votos al PSC de Salvador Illa cómo primera fuerza política, con un claro programa de izquierdas, de progreso, pero que también situaron la otras fuerzas de izquierda en disposición de sumarse y conformar un gobierno progresista que asegure que en la Generalitat ondeen las banderas que verdaderamente el país necesita y que sólo la izquierda compromete.

¿Va a ser así?, por desgracia no soy demasiado optimista, pero ojalá me equivoque.

Gracias por compartirlo en tus redes: