Desmontando a Wert:
más de 200.000 buenas razones

Políticas de becas, ayudas al estudio y precios públicos universitarios

Doscientas mil buenas razones son las que ya aportaba la CRUE, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, en el año 2017, para que se procediera al cambio del nefasto modelo de universidad que nació de la mano del ministro de Educación, José Ignacio Wert, en el tiempo de la mayoría absoluta del presidente Mariano Rajoy.

Doscientas mil buenas razones que se corresponden con el cálculo que figura en el documento “La Universidad en Cifras 2015-16” y que hace referencia al número estimado del alumnado perjudicado, hasta ese curso, por causa del modelo impuesto por Wert en la universidad española. Así lo reflejaba a Cadena Ser en esta noticia correspondiente a la presentación de dicho informe el pasado 9 de octubre de 2017.

Pulsad en la imagen para ver la noticia.

El cálculo de la CRUE muestra que 70.000 estudiantes por curso están siendo perjudicados desde la implantación del modelo de becas impuesto por el dúo Rajoy-Wert en el curso 2012-13.

Remarquemos que eso lo decían tomando cómo referencia el curso 2015-2016, por lo cual la cifra de 200.000 estudiantes resulta un número muy corto respecto del que resultaría si tomamos el conjunto de cursos donde este nuevo modelo estuvo vigente.

Recordemos que la parte más significativa del modelo Wert consistió en elevar a un 6,5 la nota media necesaria para poder ser merecedor de una beca, así como contar con un 5,5 para obtener matrícula gratuita. Además endurecía las condiciones respecto de los requisitos académicos para mantener la beca.

Wert mudaba así el objetivo principal de las becas y ayudas al estudio, que no es primar la excelencia académica, sino tratar de eliminar las desigualdades sociales de partida.

En el mismo informe, La CRUE hacía referencia a otro tema no menor: los precios públicos universitarios. Precios públicos que fueron objeto de fuertes subidas con motivo de la aprobación del tristemente famoso Real Decreto Ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización de él gasto público en él ámbito educativo, con que el gobierno de Mariano Rajoy inició los grandes recortes en el Sistema Educativo Público. En ese Real Decreto, Wert implantaba las famosas horquillas de precios que provocaron grandes incrementos en los precios de las matrículas y grandes desigualdades entre comunidades. Una fórmula que tenía como único objetivo responder a los recortes presupuestarios a los que fueron condenadas las universidades públicas. En el informe podemos leer lo siguiente:

Pulsad en la imagen para acceder al documento.

“España tiene uno de los niveles de precios públicos universitarios más elevados de la Unión Europea”.

“Este proceso se produjo de manera discrecional y sólo se puede explicar por el carácter compensatorio ante las disminuciones experimentadas por las transferencias corrientes de las correspondientes administraciones educativas”.

La Universidad Española en cifras 2015/2016

Por hablar de cifras, en el curso 2011-12, la cuantía media de las becas universitarias era de 2.331€, en el curso 2015-16 esa cantidad había bajado la los 1.748€, una reducción de 583€. Si tenemos en cuenta la financiación promedio por becario, la reducción estaría próxima a los 600€.

De ahí que sean motivo de satisfacción los pasos dados por el gobierno de Pedro Sánchez, y de los ministros de Educación y de Universidades, Isabel Celaá y Manuel Castells, que tratan de iniciar el camino a un sistema de ayudas y becas más justo y solidario.

Pulsad en la imagen para acceder al texto completo
Pulsad en la imagen para acceder al texto completo

Angelina Costa, buena amiga y portavoz de universidades del Grupo Parlamentario Socialista (y a quien he tenido el placer de sustituir en el cargo durante un breve período de tiempo), le decía a Wert, en pregunta realizada en el año 2013, lo siguiente:

Señor ministro, a usted le sobran universitarios, usted quiere que sean menos los jóvenes que lleguen a la universidad, usted quiere quebrar, en fin, la equidad de nuestro sistema educativo. A ello responde el acceso previsto en su ley y a ello responden también la subida de precios y la brutal rebaja de las becas.

Angelina Costa

Sabemos que no está todo hecho, que el nuevo modelo es perfectible, pero los pasos dados están caminando, en tiempos bien difíciles, en la buena dirección.

Grazas por compartilo nas túas redes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *