El Congreso aprueba denunciar los Acuerdos entre España y la Santa Sede A partir de una enmienda del Grupo Parlamentario Socialista

Recordando nuestro programa: “Religión confesional fuera del currículum y del horario escolar”.

El pasado día 30 de maio, miembros del Grupo Parlamentario Socialista participamos en el acto organizado por Europa Laica frente al Congreso bajo el lema “Por una Escuela Pública y Laica”. Acto que forma parte de la campaña que actualmente están desarrollando y que cuenta con una página web de recogida de firmas -la mía entre ellas-: FIRMA: Por una Escuela Pública y Laica. Derogación de los Acuerdos con la Santa Sede de 1979.

En el citado pacto, le recordé a Paco Delgado, presidente de Europa Laica, que el PSOE había introducido, en febrero de este año, en una iniciativa de Podemos, un primer punto en el que se solicitaba la denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede. Punto que fue aceptado en la transacción y aprobado por mayoría  en la Comisión de Hacienda y Función Pública, en su sesión del día 15 de febrero de 2017. Y también le dije que me estaba dando cuenta de que esa noticia no la había subido a escoladeferrado. Paco me lo recriminó cariñosamente y le extrañó ese olvido. Efectivamente, es un olvido imperdonable que solo puedo achacar a ocupaciones que no excusan, pero que los amigos pueden comprender. Ciertamente comprometí remediar el error ipso facto, y de ahí estas líneas.

Este es el texto transaccionado y aprobado, donde puede verse la incorporación del primer punto -fruto de la enmienda socialista- en el cual se solicita la denuncia de los Acuerdos entre España y la Santa Sede:

«El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:

  • Proceder a la denuncia de los Acuerdos entre España y la Santa Sede.

  • Tomar las medidas necesarias para la autofinanciación de la Iglesia Católica y del resto de las confesiones religiosas, estableciendo fórmulas de colaboración del Estado con las entidades religiosas que cumplan con los derechos de igualdad y no discriminación recogidos en la Constitución, basadas en la contribución activa y voluntaria de los ciudadanos religiosos, como medio adecuado para lograr una plena autonomía de las mismas en su sostenimiento.

  • Suprimir progresivamente la asignación tributaria a la Iglesia Católica en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en la senda de conseguir la completa autofinanciación de la Iglesia Católica a través de sus fieles.

  • Revisar los beneficios fiscales de los que disfruta la Iglesia Católica, en particular, en lo que respecta a las exenciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), aplicando una fiscalidad de carácter general a aquellos bienes de las confesiones religiosas que no estén afectos a uso social y no lucrativo.

  • Establecer mecanismos que permitan que las distintas subvenciones que reciban las confesiones religiosas, incluida la Iglesia Católica, se doten de nitidez y transparencia en el gasto, tal y como se exige a todos aquellos que reciben dinero del Estado, incluida la intervención del Tribunal de Cuentas.»

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *